Una encuesta publicada en Reforma revela que la ciudadanía mexicana no desea más partidos políticos y de los 10 que existen preferiría que sólo existieran 2 o 3, ya exagerando, que fueran 4 o 5. Respecto a la confianza en el órgano electoral tiene un 49 por ciento de confianza, contra 47 que desconfían. Ya veremos en la elección de 2015 cómo votará la ciudadanía y cuántos partidos de los que competirán podrán alcanzar el 3 por ciento que la ley establece para conservar el registro. Si ninguno desaparece, entonces significa que no tenemos remedio.