Contrario a la habitual actitud de negar lo obvio, el delegado de la secretaría de gobernación, Alberto Amador, reconoció la preocupación que se tiene en el área del gobierno federal debido a los elevados índices de secuestros registrados en la entidad veracruzana. “El tema que preocupa es el secuestro, eso requiere de un esfuerzo adicional por parte de estas fuerzas de seguridad, estamos hablando de la zona norte, así como la región de Córdoba-Orizaba y en la parte sur en Coatzacoalcos”. Como lo había declarado el gobernador, Amador asegura que los índices delictivos en Veracruz van a la baja, pero los de secuestro permanecen a la alza.