6390_ex

Xalapa, Ver., 28 Ago (SPI).- El Congreso del Estado no es la instancia para emitir una sanción en contra del gobernador Javier Duarte de Ochoa y algunos funcionarios, aseguró el Coordinador del Grupo Legislativo del Partido Nueva Alianza, Eduardo Sánchez Macías.

“Que no nos pase la bolita, a ellos les toca analizar y evaluar lo que tengan qué hacer, que asuma su responsabilidad, no que nos aviente al Congreso una situación que es propio de sus funciones”, afirmó.

El legislador lamentó que el Instituto Nacional Electoral (INE) haya echado la bolita al Congreso para que sancione a servidores públicos, cuando esa es una de su funciones.

“Lo que puedo decir y por seguimiento legal, es que el INE califica la falta y también la sanción; los Congresos no estamos facultados para hacer ese tipo de acciones, el INE está pasando la bolita a los Congresos”, dijo al ser entrevistado en el Palacio Legislativo.

Y es que el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó al Congreso del Estado aplicar una sanción al Gobernador Javier Duarte de Ochoa y a varios de sus colaboradores por haber violado la ley electoral en el 2012.

Por ordenes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el órgano electoral también demandó al Congreso sancionar a los funcionarios Gabriel Deantes Ramos y Jorge Alejandro Carballo Delfín.

Y es que el tribunal determinó que tanto el mandatario como sus funcionarios violaron la ley electoral al haber acudido el 4 de abril del 2012 en un día hábil a una comida con el entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto, en la cual se pidió el voto a favor del PRI y su abanderado.

En ese sentido, el diputado manifestó que si el INE es el que maneja un resolutivo, entonces tiene que determinar si se trata de una sanción monetaria o un apercibimiento.

Sánchez Macías, añadió que cuando llegue el documento del INE, el área jurídica de  la actual legislatura tendrá que responder de acuerdo a los argumentos legales, sin embargo insistió que es un tema que compete al INE y no al Congreso estatal.