El histórico, y por muchos años emblemático hotel Villa del Mar, ha cumplido su ciclo como una constancia del pujante crecimiento turístico y económico de la ciudad de Veracruz en la década de los cincuenta del siglo pasado. Ubicado frente a las representativas playas de Villa del Mar este hotel tomó su nombre o a la inversa, que más da, pero junto al también histórico salón que reunía a las familias de jarochilandia en las memorables jornadas del danzón, hicieron época. Una era brillante que con el hotel se cierra y, paradójicamente, con él se va también el VIPS del Acuario, una sigla de la modernidad que no aguantó la dura recesión económica que vive el estado de Veracruz.