Al margen de las deprimentes, preocupantes y mensajeras fotografías relativas a ese evento, ahora que se inauguró el “libramiento de Coatepec” sería interesante conocer la explicación que le dieron al presidente de la república sobre el porqué un tramo carretero realmente corto tuvo un costo tan elevado, nada menos que 323 millones de pesos, como si se tratara de una autopista de primer mundo. Porque ese cuento de que beneficia a más de 650 mil habitantes nadie se lo cree, mucho menos que será impulsor de la economía regional, que sin duda lo fuera si el tramo resolviera el paso por la ciudad de Coatepec y llevara a alguna parte. Si el presidente estuviera en conocimiento de esa realidad ¿cuántas cabezas rodarían?