No está el horno para bollos en el gobierno del Estado como para aceptar una renuncia más en el complicado panorama estatal. No hace mucho se fue el Secretario de Finanzas, Fernando Charleston Hernández, en un escenario que se presenta difícil para el gobierno estatal. Ahora, solo un mes después, sobreviene la renuncia de Antonio Nemi, lo que necesariamente mete ruido cuando se está en la víspera de recibir al presidente de la república. No le fue aceptada la dimisión a Nemi y por lo mismo sigue al frente de una Secretaría de Salud cuyas aristas son muy filosas. ¿Cuáles son las causas que orillaron a Nemi a presentarle al gobernador su renunciación al cargo? Las que fueren pesaron menos que las circunstancias, pero mientras no se superen es obvio que las dificultades para trabajar en armonía persistirán. Por ahora, un impasse.