644458_NpAdvMainFea

Por Édgar Ávila.

Xalapa, Ver. 01 de Ago. (SPI/Kaleydoscopio).- La sociedad michoacana sentó a Rodrigo Vallejo, hijo del ex gobernador michoacano Fausto Vallejo, en el banquillo de los acusados y más de la mitad de los mexicanos creen que se reunió voluntariamente con Servando “La Tuta” Gómez, jefe de la banda criminal “Los Caballeros templarios”, reveló una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Un importante 48% de los habitantes de Michoacán piensa que Fausto Vallejo estaba al tanto de la cita de su hijo menor con “La Tuta”, uno de los hombres más buscados del país, mientras que 25% cree que el ex gobernador dice la verdad cuando comenta que no sabía en qué caminos andaba su heredero y 25% no respondió o lo hizo con un huidizo “no sé”.

Los ciudadanos de Michoacán tienen la percepción que han vivido en un narco estado.

Las revelaciones sobre las relaciones peligrosas del hijo del ex gobernador y “La Familia” llevaron a los encuestadores de GCE a preguntar: ¿Usted calificaría a Michoacán, durante el Gobierno de Fausto Vallejo, como un Narco-Estado? Y un importante 58.3% de los ciudadanos contestó que sí, 28.4% no está de acuerdo con este calificativo y 13.3% no sabe o prefirió no revelar su opinión.

El estudio de opinión pública deja ver que solo uno de 10 ciudadanos cree en la versión dada por Rodrigo Vallejo, que fue “levantado” (secuestrado) y llevado ante el capo del crimen organizado en Michoacán, mientras 40 de cada cien personas entrevistadas la noche del 31 de julio dijeron que no saben cuáles fueron las razones del encuentro o prefirieron reservarse su pensamiento.

5 de cada 10 personas encuestadas (600) telefónicamente por todo territorio michoacano dijeron que el hijo del ex mandatario estatal acudió por su propio pie para reunirse con “La Tuta”, e incluso 46 de cada cien consultados afirmaron que la junta fue de común acuerdo, mientras 30 dijeron que acudió a ver a Gómez porque le tenía miedo y 20 callaron su pensamiento.