Con frecuencia se escucha decir a los que de esto saben que en la política no anda la inteligencia, refiriéndose a que entre quienes la practican una buena mayoría no alcanzan un aceptable IQ, y tampoco son dueños de un mediano bagaje cultural. Esta observación parece confirmarse en las declaraciones de la diputada local Jaqueline García, quien al referirse a las condiciones de los migrantes a su paso por Veracruz asegura que las agresiones de que aquí son objeto “son nimiedades”, que en ese ramo “en Veracruz estamos en la gloria”. Este “dato cultural” que aporta la señora diputada, derivado quizás de su “profundo” conocimiento del tema sobre la penosa situación de los migrantes nos revela con meridiana claridad un supino desconocimiento de la realidad veracruzana.