Edda Arrez toma en serio su papel como Directora del Instituto Veracruzano de la Mujer, y como tal expresa su desacuerdo con el Procurador de Justicia cuando éste declaró que entre las desaparecidas algunas se fueron con el novio, lo califica como una inaceptable misoginia en términos de la procuración de justicia. “Ni siquiera en la manera en la que nos expresamos acerca de las posibles causas de esas desapariciones, por supuesto que no. Todas las mujeres, jóvenes, adultas mayores, merecen respeto y debemos preservar su dignidad y no aventurar supuestos que no son así”. Por otro lado, el Procurador aseveró que algunos de los desaparecidos están en granjas de alcohólicos anónimos, pero no se comprometió a mostrárselos a los familiares.