Por Javier Laertes

 

NoemÌ Guzm·n Lagunes

La titular de la Secretaría de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunes, reconoció que alrededor de tres millones de veracruzanos de 177 municipios se encuentran en riesgo por fenómenos naturales como deslaves, lluvias, nevadas, heladas y granizadas, por lo que llevan a cabo cursos de capacitación y talleres en conjunto con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

“Se asientan 177 muncipios con medio, alto y muy alto grado de deslizamiento  ahí ya tenemos casi más de tres millones de Veracruzanos”, apuntó.

Puntualizó que el objetivo de estas actividades son el de reforzar las medidas preventivas ante la temporada de lluvias, donde septiembre representa el mes con mayor índice de precipitaciones.

“Septiembre iniciará el mes de mayor presencia de lluvia tanto en la zona montañosa, como en la parte costera y también cuidando mucho nuestros ríos y nuestras presas”, adelantó.

Mencionó que llevaron a cabo estos talleres en la zona montañosa del Valle de Perote, así como en la región norte por lo que corresponde a la zona centro del estado donde en Ciudad Mendoza se darán cita autoridades de los municipios cercanos.

“Muy pronto habremos de dar a conocer a través de un libro los deslizamientos 2013 de Veracruz”, explicó.

Mencionó que en 32 municipios se cuenta con los Mapas Comunitarios de Riesgo, donde se ubican 409 comunidades, donde se detalla la información de los riesgos que se pueden presentar en cada una de las regiones de la geografía veracruzana.

“Para que cada una de las comunidades sepa a qué riesgos naturales se enfrenta, ya sean inundaciones, lluvias torrenciales, tormentas eléctricas, nevadas, heladas, ahora trombas o bien las turbonadas, que ahora son fenómenos que se han venido presentando y no los teníamos registrados en nuestro propio Atlas por que no eran fenómenos que nos impactaran como ahora”, puntualizó.

Puntualizó que por medio de los Atlas de Riesgo se cuenta con la ubicación de los sitios de mayor incidencia de deslaves, derrumbes y socavamientos, para prevenir y resguardar a la población.

“Para reforzar las acciones por la temporada de lluvias y que realmente es a donde tenemos problemas de deslizamientos de laderas, que conozcan a través de los Altas a donde tenemos la mayor incidencia que puede haber de deslizamientos”, puntualizó.

Adelantó que está por concluir la temporada de canícula en los próximos días y se prevé una vaguada, una onda tropical que se le da el seguimiento respectivo para actuar de inmediato en caso de ser necesario.

“Le estamos dando seguimiento por si se convierte esa onda en una depresión y posteriormente en alguna otra cuestión de fenómeno meteorológico que pudiera impactar, ya le estamos dando seguimiento, estamos con avisos nada más”, concluyó