Una persona muerta y otra herida de gravedad fue el saldo de la llamada “vaquillada” de Teocelo, una imitación extralógica fomentada en esta ocasión por las propias autoridades municipales. El ayuntamiento que precedió al actual había ya había desterrado oficialmente esa forma de festejar al santo patrono del lugar e, incluso, el municipio de Teocelo fue reconocido internacionalmente por esa decisión. Pero escudándose en supuestos usos culturales las autoridades del momento permitieron y acaso fomentaron ese festejo, con el trágico resultado ya conocido. Ahora, aprovechando que la ex alcaldesa del lugar y actual secretaria de Protección Civil, Noemi Guzmán, es presunta pre candidata a diputada por ese distrito, se aprovecha el lamentable suceso para atacarla con el argumento de que ella apoyó la celebración de las fiestas y “aportó dinero para comprar los toros”: “Sólo que como todos sabemos no lo hizo por buena gente, siempre, como ha actuado, lleva el interés por delante, ella no da paso sin huarache”. No se vale.