Representantes del Ayuntamiento xalapeño y del Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, a solo tres meses de la justa deportiva  firmaron un acuerdo de colaboración que lleva el síndrome característico de estos Juegos: la improvisación, las prisas y los desfases, porque seguramente lo que ya ha venido haciendo el ayuntamiento forma parte de ese acuerdo: pavimentar y bachear calles y avenidas, revisar fachadas, agilizar el tráfico vehicular, colaborar en trazar las rutas hacia los eventos deportivos, entre otras medidas, lo demás es parafernalia inútil.