En reportaje suscrito por Mayela Sánchez, publicado en Sin embargo.com, se califica al gobernador veracruzano como “Tirano, autoritario, inexperto” y que “con tres años y casi ocho meses en el poder, ha colocado a la entidad entre las más violentas, más endeudadas, más peligrosas para el ejercicio periodístico y con más habitantes viviendo en la pobreza”. Dice más sobre el gobernador veracruzano en este comentario que la autora argumenta como producto de una investigación de campo en el escenario de la realidad veracruzana. Olvida, sin embargo, o no anota, que el actual gobernante recibió una administración quebrada, inexplicablemente endeudada, con rezagos acumulados porque el gobierno antecesor privilegio el patrimonialismo del poder en demérito de los problemas sociales y, por si no bastara, una inseguridad latente que a poco hizo erupción.