images

Por Javier Laertes

 

Veracruz es el tercer estado del país con más casos de diabetes mellitus, sólo por detrás del Estado de México y el Distrito Federal, reconoció el titular de la Secretaría de Salud, Juan Antonio Nemi Dib.

En entrevista hecha en la Feria de la Salud que se realizó en el paseo de Los Lagos del Dique en Xalapa, el funcionario detalló que en territorio estatal se cuantifican entre 315 mil y 330 mil casos de diabetes.

“Entre 315 y 330 mil personas con diabetes hay en este momento en Veracruz, no es consuelo pero el Estado de México tiene millón y medio de personas con diabetes, Veracruz es el tercer lugar, está directamente proporcionado al número de habitantes, es en relación con la población”, explicó.

Señaló que tan sólo en el estado se registran anualmente alrededor de 20 mil nuevos casos de diabetes, en la mayoría de los casos por los malos hábitos de salud, así como también por herencia genética.

“Estamos incrementando entre 15 y 20 mil el número de diabéticos en Veracruz cada año, ese si es un problema serio de salud pública que tiene que ver con la cultura, circunstancias ambientales que están alrededor, con los hábitos de las personas, pero también y esa es la parte compleja, con la herencia y con la predisposición genética”, apuntó.

Señaló que los mexicanos en general al igual que las personas de raza negra tienen una mayor predisposición para este padecimiento, donde los veracruzanos enfrentan una disposición un poco más acentuada.

“Hay evidencia de que los veracruzanos en general tienen una mayor predisposición para la diabetes mellitus, los mexicanos en general tienen una mayor predisposición igual que las personas de raza negra, en el caso de Veracruz esta incidencia es un poco mayor”, dijo y explicó además que la diabetes genera insuficiencia renal en por lo menos el 30 por ciento de los casos.

“En su mayoría las personas enfermas del riñón lo están como consecuencia de la diabetes mellitus, la diabetes mellitus si es un serio problema epidémico, de acuerdo con nuestra estadística el 30 por ciento de los pacientes con diabetes se van a complicar y muchas de estas complicaciones tienen que ver con falla renal”, explicó.

Reconoció que este problema de salud pública, se puede prevenir mejorando los hábitos de vida, así como los alimenticios, además de hacer actividad física pues se ha detectado que dentro de los casos que se presentan, cada vez hay más jóvenes con este padecimiento.

“Sin embargo, lo que es absolutamente cierto es que la diabetes se puede prevenir, el hijo de ambos padres diabéticos si sigue hábitos de vida sana, si modera su ingesta, si hace deporte, se puede brincar la diabetes o si la adquiere es en formas muy benignas, la bronca es que seguimos aumentando el número de pacientes algo que si es delicado en personas cada vez más jóvenes”, aseveró.

Menciono que se trata de una patología compleja, que no tiene cura, sin embargo, se puede evitar y tratar según sea el caso, para mejorar la calidad de vida de quien la padece.

Reconoció que se trata de una enfermedad muy costosa por los monitoreos que se realizan de manera permanente a los pacientes, así como los medicamentos que se requieren.

Empero, el mayor problema que represente en materia económica es que muchos ciudadanos que padecen diabetes, se tienen que jubilar de manera prematura.

“Lo que más cuesta son las incapacidades laborales, hay mucha gente que a causa de la diabetes ya no puede ser productiva, hay que pensionarla, hay que darle una licencia laboral temporal o permanente, muchas personas con diabetes pierden sus piernas”, apuntó.

Por lo anterior el funcionario estatal dejó en claro que además de los tratamientos para hacer frente a la diabetes, los ciudadanos deben cambiar sus hábitos alimenticios y de vida.