Asegura el presidente de empresarios farmacéuticos del país, Juvenal Becerra, que hay estados, como Guerrero, Tamaulipas, Michoacán y Veracruz, que siguen siendo “focos rojos” para el sector farmacéutico por el caso de pseudoverificaciones sanitarias. Afirma que “de las 28 mil farmacias que hay en México, de ellas 13 mil cuentan con consultorio médico; en el caso del Distrito Federal hay 1,560 farmacias con consultorio y 4 mil 09 sin consultorio” y que 95 de cada 100 mexicanos se automedica, lo que pone en riesgo su salud. Ese es un verdadero problema que, sumado a la carencia de certificación de medicamentos suministrados a los centros hospitalarios, deja en la indefensión al paciente. No se olvide que en Veracruz, hace cuatro años se descubrió en el Centro de Cancerología un medicamento que se suponía “clonado”, lo que debió ser objeto de una investigación seria y detenida, pero se dejó que el tiempo hiciera su trabajo.