Fidel y Duarte

sinembargo.mx

Ciudad de México, 18 de agosto (SinEmbargo).– El Distrito Federal, Nuevo León, Chihuahua, Veracruz y el Estado de México concentran el 50 por ciento de la deuda de las 32 entidades del país, informó el día de ayer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP).

El monto del endeudamiento a junio del año pasado aumentó 10.5 por ciento (443 mil 38.9 millones) en relación con el año pasado, refirieron los mismos datos. Se detalló que el adeudo por estado es la siguiente: el Distrito Federal con 61 mil 402.8 millones de pesos; Nuevo León con 58 mil 443.9 millones; Chihuahua con 41 mil 603.1 millones; Veracruz con 40 mil 767.4 millones y el Estado de México con 39 mil 124.1 millones.

 Especialistas consultados por SinEmbargo han dicho que la deuda no sólo llevó a distintos gobiernos locales al borde de la banca rota sino que amenaza con seguirse incrementado si desde ahora no implementan medidas para soportar los pagos de pensiones y jubilaciones que enfrentarán durante los próximos años. La deuda contraída por los estados y municipios en parte está relacionada con el pago de pensiones y jubilaciones (que representa 2.7 del Producto Interno Bruto).

Por ello, los especialistas creen que es necesario atenderla para evitar una futura crisis. Los únicos estados que, según los expertos, tienen en orden el sistema pensionario son Coahuila, Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes, siendo esta última la única que tiene una reserva pensionaria por 100 años. Muchos de los estados que no han podido tomar los recursos que el Fondo de Apoyo para la Reestructura de Pensiones (FARP) brindaba, ha sido por los constantes problemas que gobiernos estatales y municipales han tenido con sindicatos.

De acuerdo con los datos referidos ayer por Hacienda las cinco entidades más endeudas en conjunto sumaron 241 mil 341.4 millones de pesos, monto que representa 49.28 por ciento del total de la deuda local. En contraste, los menos endeudados a junio pasado fueron Tlaxcala (sin monto alguno), Campeche (mil 167 millones de pesos), Querétaro (mil 706.2 millones), Baja California (dos mil 415.3 millones) y Yucatán (dos mil 468.2 millones de pesos).

Como proporción del PIB por entidad federativa, los datos refieren que las más endeudadas fueron Chihuahua con 9.0 por ciento, Quintana Roo con 7.5, Chiapas con 6.8, Coahuila con 6.5 y Nayarit con 5.8 por ciento. En tanto, los menos endeudados respecto a su PIB fueron Tlaxcala con un nulo porcentaje, Campeche con 0.1 por ciento, Querétaro con 0.5, Tabasco con 0.9 y Yucatán con 1.0 por ciento.

 A pesar de que los expertos y gobernantes aseguran que la estabilidad económica de las finanzas públicas en cada uno de los estados no está en riesgo, en realidad sí corren peligro al momento de cumplir con sus obligaciones financieras, que día con día crecen, advierten los entrevistados. Alrededor del 90 por ciento de los ingresos que reciben tanto estados como municipios viene del gobierno federal. Y al momento de saber hacia dónde se dirigen los ingresos que reciben impera la falta de transparencia.

En su momento, el director general del IMCO, Juan Pardinas, declaró que “uno de los primeros retos como país para mantener la estabilidad financiera es combatir la impunidad. Hay una disfuncionalidad del sistema de justicia que permite que sucedan cosas como ésta sin que haya consecuencias para los gobernadores.”

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección:

http://www.sinembargo.mx/18-08-2014/1089817.