Por Alejandro Soto Domínguez.

2 de agosto de 2014

SEXTA PARTE

  • El Programa acepta que la migración a EUA había sido la válvula de escape para la población en edad de trabajar y no ejerciera presión en el mercado laboral del país;
  • Inegi confirmó que 576 mil personas emigraron en promedio cada año de México durante el periodo 2000-2006. Para el estado de Veracruz, para el espacio antes mencionado, 75.9 mil personas emigraron fuera del Estado cada año;
  • Con cifras del IMSS, en los últimos 15 años la creación de puestos registrados fue de apenas 364 mil en promedio anual. En este periodo de tiempo, el estado de Veracruz genero en promedio 15 mil 575 empleos formales IMSS. Muy, pero muy por abajo de los requeridos;
  • Por segundo trimestre consecutivo, Veracruz observa un retroceso en su crecimiento económico;
  • En materia laboral las mujeres están en absoluta desventaja.

En la presente colaboración toca el turno analizar el Programa Sectorial de Trabajo y Previsión Social, cuyas bases descansan en la Política Laboral Nacional, con el objetivo de impulsar la creación de empleos de calidad, la protección social, la ocupación productiva, democratización de la productividad y salvaguardar los derechos de los trabajadores, entre otros. El Programa que hoy nos ocupa, reviste especial interés por la creciente desigualdad en el Mundo, a favor de los dueños del capital físico-financiero, en perjuicio de la clase trabajadora y de acuerdo con los analistas especializados, en contubernio con los gobiernos. Como siempre la clase política al servicio de los poderosos. México es un ejemplo de esta dominación, cuyas últimas reformas estructurales están a favor del capital y en contra de la clase trabajadora.

El Programa aborda el tema del Bono Demográfico, acepta que la migración a Estados Unidos de América (EUA), había sido la válvula de escape para la población en edad de trabajar y no ejerciera presión en el mercado laboral del país. Esta posibilidad se fue cerrando a partir de la crisis económica mundial que inició en el año 2007 en EUA. Al respecto el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) confirmó oficialmente que 576 mil personas emigraron en promedio cada año de México durante el periodo 2000-2006. En este sentido para el estado de Veracruz, para el espacio antes mencionado, 75.9 mil personas emigraron fuera del Estado cada año en búsqueda de mejores oportunidades de empleo y mejoras salariales, facilitado por las redes familiares y sociales establecidas en los lugares de destino. México y Veracruz perdieron lo mejor de su población, adiós bono demográfico.

En el diagnóstico del Programa, únicamente cita las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señalando que en los últimos 15 años la creación de puestos registrados en el IMSS fue de apenas 364 mil en promedio anual. Agregando que esta cifra está muy por debajo de las exigencias de la población en edad de trabajar. En este periodo de tiempo, el estado de Veracruz genero en promedio 15 mil 575 empleos formales IMSS. Muy, pero muy por abajo de los requeridos. El total de empleos IMSS en Veracruz con corte al pasado mes de junio era de 739 mil 642 registros, y representan únicamente 23.7 por ciento del total de personas ocupadas que reporta para el primer trimestre del presente año la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe). El promedio nacional es del orden del 34.3 por ciento. Veracruz tiene un rezago histórico en empleo formal, que contrasta con sus potencialidades y recursos naturales y humanos. Por ciento en el último boletín informativo de Inegi, informa los resultados del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) para el primer trimestre de 2014, este indicador de coyuntura ofrece un panorama sobre la evolución económica de las entidades federativas del país, y por segundo trimestre consecutivo, Veracruz observa un retroceso en su crecimiento económico. La lógica nos dice que seguirá cayendo el empleo formal, que a partir de mayo está en picada.

En materia de salvaguardar los derechos de los trabajadores, el Programa pone especial énfasis en la defensa de la población trabajadora en situación de vulnerabilidad laboral. Se busca promover una cultura laboral donde el sexo, edad (niños y ancianos), y la discapacidad, no sea obstáculo para acceder a una vida digna. Se buscara con estrategias transversales la igualdad de oportunidades y la no discriminación de las mujeres. Sobre este tema, Veracruz atraviesa una situación de emergencia, por qué de acuerdo al criterio que recomienda el Coneval, la tasa de desocupación real para el primer trimestre de presente año, sumando a los trabajadores (as) disponibles, se elevaría la general al nivel de 16.7 por ciento. La de los hombres a 8.9 por ciento y la de las mujeres a 28.5 por ciento, más de tres veces que la de los hombres. En números absolutos para el Estado acumulan 423 mil 337 desocupadas esperando una oportunidad. Tal vez por esta razón hay incontables edecanes jóvenes auxiliando a los funcionarios estatales, con esta arraigada costumbre combaten el desempleo de las féminas.