Asegura el diputado Robles Guadarrama que si la Suprema Corte de la Nación determina inconstitucionalidad en 4 artículos de la Ley del IPE, este marco legal tendría que reformarse y ello constituiría, dijo, “la segunda bofetada” a quienes la aprobaron en el Congreso local. La primera, refiere, es la Ley sobre la verificación vehicular contra la que se han presentado infinidad de amparos. Sólo que si se interroga a los diputados sobre eso de la segunda bofetada tal vez respondan ¿Y yo, por qué? En una de esas a lo mejor tengan razón pues ellos lo único que hicieron fue levantar el dedo para aprobarla.