El sigilo con el que se lleva el asunto del subsecretario B de la Secretaría de Seguridad Pública fue explicado por una información divulgada fuera de las esferas oficiales veracruzanas: la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por un año a Federico Rivas Valdés y le aplica una sanción por 181 mil pesos. Los motivos de la inhabilitación no tienen que ver con su actual cargo, pero sin duda lo afecta porque Federico Rivas viene desempeñándose como Subsecretario B de Seguridad Pública desde junio de 2012. La inhabilitación dio inicio el 11 de julio del año en curso y termina el 10 de julio de 2015. Este caso lo deberá revisar con detenimiento la Contraloría del Estado que seguramente ya tendrá la comunicación de la ASF para proceder en consecuencia.