En Tihuatlán elementos del ejército asestaron un buen golpe al destruir un campo de adiestramiento de uno de los cárteles que operan en la región norte de la entidad, este operativo es el segundo en poco tiempo en que elementos de la SEDENA intervienen para desbaratar este tipo de centros de entrenamiento, el mes pasado fue en Acultzingo.