Debido a amargas experiencias en el pasado reciente, los legisladores del PAN en el Congreso local iniciaron propuesta de reforma al artículo 131 del Código Financiero con el propósito de evitar que haya solicitudes de crédito por parte del gobierno estatal seis meses previos a una jornada electoral y seis meses después de la misma. Según Julen Rementería los antecedentes apuntan la coincidencia entre proceso electoral y solicitud de crédito. La observación es interesante porque, efectivamente, revisados bien a bien los antecedentes, existe una cercana correlación entre solicitud de préstamo y proceso electoral, que bien pudiera sólo ser mera coincidencia pero, al igual que a la burra los garrotes la hicieron arisca, la oposición política busca evitar la repetición de un “oportunismo electoral”.