Por Javier Laertes.

images

El diputado priista Marco Antonio del Ángel Arroyo señaló que la denuncia en contra el panista Miguel Ángel Yunes Linares, así como la interpuesta por el PAN en contra del PRI, no procederán y se quedarán en el archivo.

En entrevista, señaló que estas denuncias tienen su origen en diferencias entre el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán y Miguel Ángel Yunes Linares desde el año 2014, donde ambos personajes tienen influencia en los partidos políticos.

El legislador local señaló que se trata de un asunto mediático, más que de legalidad por lo que insistió en que como en otros casos, estas querellas se quedarán en el olvido.

“Esto ya es un juego mediático que tardará máximo 2 semanas, pero no va a pasar nada y los veracruzanos, la gran mayoría, no sabrá las cuestiones de fondo”, acusó.

Manifestó sin dar nombres que algunos actores que se encuentran haciendo política, deberían estar tras las rejas.

“No tenemos estado de derecho, hay muchas personas que deberían estar en la cárcel y en otros lugares y no haciendo política”, apuntó.

En ese tenor propuso que en el seno del Congreso del Estado se planté un punto de acuerdo, para que el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado Luis Ángel Bravo Contreras, investigue y de seguimiento de fondo a las demandas.

“Yo propongo como legislador, hablo por mí, que pasemos esa etapa porque en política nadie es indispensable, los tiempos de ellos ya pasaron, uno fue gobernador constitucional, el otro fue gobernador de facto con Patricio Chirinos, entonces ya son puras vísceras, puras entrañas y yo espero que sea la ley la que resuelva”, aseveró.

Asimismo pidió a la Procuraduría General de la República (PGR), que se llegue al fondo respecto a la denuncia presentada por los legisladores locales, pues se trata de “hechos bochornos” donde presuntamente se utilizan recursos públicos en situaciones electorales.

“Aquí es el amor al dinero para mantenerse en el poder por la satisfacción del estatus”, señaló y reiteró el llamado para que no se archive ninguno de los casos.
“Yo estoy pidiendo que no archive la que tiene contra nosotros y que también de celeridad dentro de la ley a las que nosotros hemos interpuesto”, resaltó.

Finalmente dejó en claro que en Política no mete las manos al fuego por nadie, empero, cuenta con la autoridad moral de señalar porque no hay antecedente en su contra por  compra o a coacción del voto.

“Tengo pocos votos pero son míos a base del convencimiento y la lucha nadie puede decir que yo he comprado o dado una despensa”, concluyó.