Pobladores de Motzorongo mantenían bloqueada la carretera que une Motzorongo con Tezonapa desde el amanecer del 15 del mes en curso, en protesta por el mal estado de esa carretera estatal. Tras negociaciones en la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública por las que llegaron a acuerdos la ruta fue despejada. Por los acuerdos, a partir del miércoles reiniciará la segunda etapa del drenaje que había dejado inconclusa y así seguiría de no ejercer la presión y respecto al camino Omealca-Tezonapa la dependencia rehabilitará los tramos más dañados, es decir, solo remendará, en tanto se aprueba un proyecto presentado por la alcaldesa, Adanery Medina Guerrero, de una carretera de 25 kilómetros de Motzorongo a Laguna Chica cuyo costo asciende, a precios actuales, a 180 millones de pesos y existe el compromiso de construirla a partir de enero próximo. Esto último conlleva un riesgo, que es el de no poder cumplir, un síndrome al que está acostumbrada la población veracruzana, ojalá en enero próximo no presenciemos un nuevo bloqueo en Motzorongo.