Sociedad 3.0
(Segunda parte)

En los últimos 3 años y medio, Veracruz ha sufrido pérdida neta de ocupación y empleo, crecimiento de plazas con bajos salarios y la disminución de trabajos bien remunerados, apuntó el estudioso Alejandro Soto Domínguez, durante su participación en la sesión de trabajo “Pulso Económico de Veracruz”, del Foro Plural de Economistas, realizado el miércoles anterior en esta capital.

Por ello, recomendó que exista sensatez en las autoridades locales, que moderen sus declaraciones triunfalistas, porque lo que vive la Entidad es una “verdadera calamidad”, situación que demostró con la presentación de cifras oficiales del Coneval, donde se evidencia que los trabajadores veracruzanos han perdido un 30.3 por ciento en el ingreso laboral real promedio, mientras que en el país esa pérdida ha sido sólo del 24.1 por ciento.

Igualmente, mostró cómo la actividad económica ha venido en picada, y en los años de 2013 y 2014 el saldo es negativo; hay un decrecimiento del producto interno bruto contra un aumento poblacional, y los veracruzanos tienen ahora más dificultades para adquirir sus alimentos.

Soto Domínguez presentó varias diapositivas con cuadros y cifras oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), dentro de sus estudios de Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP).

En el cuadro denominado “Ingreso laboral per cápita a pesos corrientes (nominal), a pesos constantes (real) y deflactado con el índice de precios de la canasta alimentaria (LBM) primer trimestre de 2005 al segundo trimestre de 2014”, aparece cuál es la realidad para el Estado de Veracruz.

Se observa que, en el primer trimestre de 2005, el ingreso laboral real promedio por persona, al mes fue de mil 771.26 pesos; en el segundo trimestre de 2014, fue de mil 233.92 pesos, esta conclusión fue con el ajuste del valor de la canasta alimentaria, misma que fue mayor a la inflación general, en el segmento de tiempo que realiza Coneval.

En palabras simples, lo anterior significa que los ingresos del trabajador veracruzano perdieron un 30.3 por ciento, mientras que en el ámbito nacional, la pérdida fue del 24.1 por ciento, expuso.

Como conclusión, se tiene que los ingresos laborales del trabajador veracruzano han perdido mayor poder adquisitivo en relación con el valor de la canasta alimentaria, incluso mayor que la nacional, lo que revela que, “como siempre, Veracruz está rezagado respecto del resto de las entidades federativas”, dijo el economista.

El Coneval, es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, un órgano autónomo del gobierno federal, que por ley tiene a su cargo, medir la pobreza. En su Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) estudia cada trimestre la tendencia del poder adquisitivo del ingreso laboral, nacional y para cada una de las entidades federativas.

Por otro lado, señaló que la actividad económica ha venido en picada, y en los años de 2013 y 2014 el saldo es negativo. Así se observa en el Indicador trimestral de la actividad económica estatal (ITAEE), base 2008, Índice de volumen físico de actividades secundarias, cuya fuente es el INEGI, respecto del Estado de Veracruz. Esto se confirma con el Índice de volumen físico de la actividad industria, variación porcentual anual.

Hay, además, un crecimiento negativo del Producto Interno Bruto (PIB) ante el aumento de la población (230 mil personas, ENOE), lo que es igual a un decrecimiento del ingreso per cápita de los veracruzanos.

En cuanto a los resultados en el empleo, ocupación e ingresos de los trabajadores, en el empleo formal, según cifras del IMSS, el acumulado de empleo IMSS de la presente administración estatal es de 43 mil 908, lo que significa un 11.0 por ciento de la meta sexenal, que fue fijada en 400 mil nuevos empleos formales. El acumulado del presente año 2014 es de menos 16 mil 130 plazas, ubicando al Estado en el ámbito nacional como el primer gran perdedor de empleos. Veracruz. La fuente es el indicador de trabajadores afiliados al IMSS, fuente IMSS- STPS.

También se refirió a que, según el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), en la evolución del ingreso laboral y del índice de tendencia laboral de la pobreza al segundo trimestre de 2014, destaca la caída de los ingresos laborales reales; y el desplome ha sido más severo si el poder adquisitivo tiene como referente los precios de los alimentos.

La serie de este índice muestra la tendencia de la proporción de personas que no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingreso de su trabajo, según el Coneval.

De tal manera que, ante esta pérdida en los ingresos por persona, Soto Domínguez también criticó la inutilidad de los salarios mínimos, que no sirven, dijo, para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, ni para proveer a la educación obligatoria de los hijos, y afirmó que esta exigencia constitucional es ha sido letra muerta desde los años 70, debido a gobiernos pro empresariales.

La sesión “Pulso Económico de Veracruz” es organizada por el Foro Plural de Economistas. En la primera actividad participaron Alejandro Soto Domínguez, con el tema de Empleo y salarios; Rafael Arias Hernández, con Transparencia y sociedad; y Carlos Arturo Luna Escudero, con Deuda pública. Moderó Francisco Licona González.

 

Foro 1

Foro 3

Foro 2

Reseñas de los análisis del Foro Plural de Economistas Veracruzanos serán publicados en las siguientes ediciones de este diario electrónico.

Lea mañana la continuación.