Por Joel Hurtado Ramón

18 de Septiembre del 2014

 

“Comprender a los demás es sabio,

comprenderse a uno mismo es estar iluminado.

El que vence a los otros es fuerte,

pero el que se vence a sí mismo es poderoso.”

Lao Tse

 

¿Qué es la iluminación espiritual? ¿Ser consciente es ser iluminado? ¿Quién es iluminado? ¿Luz interior? ¿Guerra y paz?

Tal vez al hablar de espiritualidad podríamos acercarnos un poco más, definir y entender primeramente qué es la “iluminación espiritual.” Y si queremos hablar de “iluminación espiritual” lo mejor sería decir que no se trata de ser espiritualmente avanzados o de lograr un estatus de maestro. Es parte del proceso de evolución y crecimiento que es nuestro viaje de vida. Así de simple.

¿Existen maestros y guías para que nos ayuden a lo largo de nuestro camino? Sí, buscando aquellos que creemos que ya han logrado la iluminación o que son más iluminados de lo que somos nosotros.

Hay diferentes propósitos individuales de iluminación según cada quién. Para algunos, la iluminación puede ser una intención diaria, para otros podría ser superar algún miedo o creencia. Para otros podría ser solamente dominio espiritual.

¿Qué exige ser iluminado, es un proceso, cuánto tarda el proceso? ¿Puede tomar toda una vida avanzar un nivel o podemos movernos a través de múltiples niveles de crecimiento de iluminación?

Nuestra habilidad para iluminarse depende de muchas cosas, incluyendo nuestra voluntad para sanar y crecer, nuestra habilidad para aprender. Pero, en su mayoría, depende de lo que vinimos a aprender aquí realmente.

Cada uno de nosotros nace con lecciones para aprender y con el tiempo aprende a reconocer esas lecciones. Todos, eventualmente, reconocen el hecho de que ciertas situaciones y circunstancias se repiten en su vida. Al elegir y trabajar con ellas, posiblemente avanzamos en nuestro proceso de iluminación.

Quizá aquellos que no parecen crecer espiritualmente, son maestros espirituales que vinieron a aprender sobre el miedo y el dolor. Y las dificultades que experimentan son parte de este proceso de aprendizaje. ¿Los hace eso menos iluminados? ¿Quién puede juzgar eso para ellos?

El ideal más sublime que puede concebir el ser humano es el de la Iluminación. El medio, por excelencia, para la realización de este ideal es la meditación; entendida ésta como todos los métodos que, actuando directamente sobre la mente, desarrollan la conciencia y transforman la vida humana. La meditación, como todos los métodos para el desarrollo espiritual, se practica más satisfactoriamente dentro del ámbito de la comunidad espiritual; es decir, dentro de una asociación de individuos unidos por el compromiso común a un ideal, y relacionándose unos con otros sobre la base de este compromiso.

Un buda, o alguien totalmente iluminado, es considerado como un ser sensible que ha desarrollado todas las cualidades positivas, y ha erradicado todas las negativas. Según la tradición theravāda, la iluminación total de un buda no es posible para la mayoría, en contraste con las tradiciones del majāiāna, que afirman que todo ser humano tiene el potencial por lograr la total iluminación y la budeidad.

La iluminación en el hinduismo se considera como la unión de la persona con todo el universo. Es decir, el sujeto que experimenta la iluminación se percibe a sí mismo como una parte integrante, y no separado del resto de la existencia, ya que para el hinduismo místico, todo es uno, no existe la dualidad, ni siquiera entre Dios y los hombres. Iluminación es darse cuenta de que estamos unidos a la divinidad, y por lo tanto, a toda su creación.

“Para llegar al corazón es brillar como Tú eres”

El corazón conoce. Todas las respuestas a todas sus preguntas se encuentran aquí en el corazón. El corazón no es un lugar para llegar a, y aun así, al conocer la paz tenemos que llegar al corazón. Para llegar al corazón es ser como un niño. Un niño no exige nada en la vida. No tiene expectativas; todo está eternamente fresco y espontáneo en los ojos de un niño. La diferencia entre el potencial de un niño y un adulto es que un adulto tiene una mayor capacidad para tomar conciencia de su inocencia. Para estar al tanto de la inocencia es la paz misma. ¿Qué es la inocencia, sino la existencia, su propio corazón, su propio Ser?

De acuerdo a Wikipedia, la Iluminación puede ser intelectual (en alemán, Aufklärung). En este sentido, es esclarecimiento interior, experimental o racional, pero no místico. Es poner en claro, llegar al fondo y dilucidar un asunto o una doctrina. Se debe reconocer la diferencia entre Iluminación y aprendizaje (que también es la adquisición de nuevo conocimiento).

La Iluminación también puede ser espiritual (en alemán, Erleuchtung), que —en sentido religioso— es la experiencia de lo divino. Esta experiencia se manifiesta en paz, amor, felicidad o sentido de unidad con el universo. Es un esclarecimiento interior, que puede ser místico o no.

En algunos contextos se utiliza el término autorrealización, que es un calco del idioma inglés.

A partir de junio de 2013, y por un período de unos seis meses, la maestra Sarasvati Ma se encuentra en Andalucía, España. Una casa dedicada a la Madre se ha establecido a las afueras de la localidad de Orgiva, en el valle de Sierra Nevada.

Sarasvati Ma viajará a Xalapa donde estará del 12 al 21 de septiembre para compartir sus experiencias espirituales de forma gratuita con las personas que lo deseen. Sus enseñanzas serán dadas en La Providencia antiguo camino del piojito S/N San Marcos de León. Mayores informes con el profesor Flavio Pérez Pous en el número 8 16 39 12.