El tema es digno de ser considerado para su análisis y solución porque implica la relación entre servidores públicos y la ciudadanía: mientras funcionarios del Sector de la Seguridad Pública en el gobierno de Veracruz insisten en que la “situación está controlada”, la ciudadanía veracruzana siente un elevado grado de inseguridad. “Todo es un asunto de percepción” dicen desde el gobierno, es decir, la población “siente” que hay inseguridad pero no es así, porque en la realidad no la hay, “todo está bajo control”. El asunto no es para menos, la psicología colectiva pudiera estar sufriendo una psicosis respecto de la inseguridad, imaginar que la hay, pero, como dicen desde el gobierno, todo está en calma. ¿Qué parte tiene la razón? Muy sencillo, responden algunos, que esos funcionarios dejen de serlo y cuando estén de este lado expresen cuanto vean.