Hace unas semanas el diputado Francisco Garrido Sánchez declaró como caso cerrado el asunto del Puente Capoacán, para cuya construcción el ayuntamiento que presidió Guadalupe Porras solicitó un crédito bancario por 100 millones de pesos. El puente no se construyó y por tal motivo regidores del actual ayuntamiento impusieron demanda ante el Ministerio Público para que se aclare la inversión y el préstamo. En respuesta, el diputado expresó que el Orfis no había detectado ninguna irregularidad y la Cuenta Pública ya estaba aprobada. Ahora, la regidora minatitleca Isabel Morales expresa:“Me da lástima la ignorancia de nuestro diputado Garrido, pues él como topógrafo trunco tiene sapiencia y si no sabe, le aclaro que lo que estamos solicitando el Cabildo es conocer el destino del dinero por la cantidad de 89 millones de pesos que no se ejercieron por el puente de Capoacán, cuya obra es fantasma, es decir no se construyó”. “Lo sigo esperando para hacer un recorrido en su automóvil y recorra por los aires y crucemos el río Coatzacoalcos sobre el imaginario puente de Capoacán”. Se lee en Imagen del Golfo.