¿Cuánto aporta la explotación petrolera al bienestar de las zonas de explotación del crudo? es la pregunta que todos nos hacemos. La interrogante cobra vigencia en casos como el del municipio de Naranjos en donde desde el viernes se produjo una fuga de aceite y gas en el pozo Águila 50 y hasta ayer seguía sin control, a pesar del número de personas que hicieron el intento por ahogar el derrame. De cualquier manera el daño a la atmósfera y al entorno físico está hecho ¿cómo se subsana?