¿De qué sirve que el procurador del estado intente convencer de un cierto grado de eficiencia en su gestión, si en realidad lo que se percibe es todo lo contrario? Hay 67 denuncias penales por daño patrimonial pendientes por resolver en la PGJ, 57 corresponden a las cuentas públicas del 2008, 2009, 2010 y 2011; diez más son de la cuenta pública 2012. Los culpables seguramente están a la espera en sus casitas para cuando en esa dependencia se den tiempo para actuar.