La CANACO de Xalapa sigue externando su preocupación por los robos en esta capital en donde en cinco días se llevan reportados cinco asaltos, dos de ellos en gasolineras. El representante de esta organización empresarial, Ernesto Pérez Astorga, atribuye ese fenómeno a la economía deprimida que fomenta la delincuencia. Al igual que en la zona sur del estado y en la conurbación Veracruz-Boca del Río, en Xalapa habrá una megamarcha el próximo 14 de septiembre para pedir mayor seguridad. Algo no le sale bien al gobierno donde la protesta es pareja.