Según Manuel Arellano, secretario generalde la Sección 56 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), el gobierno del estado debe cerca de tres mil millones de pesos al Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz: “Son cerca de tres mil millones y hemos demandado constantemente se pague ese débito que es tan importante para que el IPE cuente con sus compromisos”; el adeudo consta, dice, en los archivos contables, y es comprobable. Adelantó que en la próxima sesión del Consejo Directivo del IPE insistirá en que se transparente esa deuda. “No habrá borrón y cuenta nueva”, dice.