Ante la elevada inseguridad que persiste en el entorno veracruzano, en varias colonias de Xalapa los vecinos se han organizado para colocar cámaras de vigilancia en sus calles y acordar la forma de comunicarse en momentos de un posible asalto o robo a casa habitación. Hay fraccionamientos en donde eso es posible por la capacidad económica de los vecinos, que de cualquier manera están distrayendo recursos familiares para atender un asunto que corresponde al gobierno. Sin embargo, en las colonias con gente de menor recurso económico hablan de armarse con machetes, tubos y bates para combatir a los delincuentes, allí sí también con perros y candados, como lo recomendó el Secretario de Seguridad Pública del gobierno estatal.