Las demandas penales se le acumulan al ex gobernador tabasqueño Andrés Granier, ahora se le agrega una más, ésta por 27 millones de pesos correspondientes a gastos de manutención de la residencia oficial durante 2012, el último de su gestión. El órgano fiscalizador de aquel estado presentó la denuncia por gastos que acumulan compras con precios inflados. Los gastos revelan el costoso tren de vida que llevaba el ex gobernador y su familia con cargo a los sufridos tabasqueños. ¿En el Oriente Medio? No, aquí cerquita.