No debe quedar en la anécdota, el ayuntamiento de Boca del Río habrá de aplicar una fuerte sanción a la transnacional Walt Mart por haber organizado al interior de su tienda una pelea de gallos sin contar con la autorización correspondiente y a pesar de estar prohibido. Un acontecimiento de esta naturaleza no debe pasar desapercibido porque configura una flagrante violación al reglamento municipal y una falta de respeto a las autoridades.