Por el asunto de la pelea de gallos que organizó en sus instalaciones de Boca del Río, representantes de la empresa comercial Walmart deben presentarse a declarar lo que en bien les convenga ante las autoridades administrativas del ayuntamiento de Boca del Río, hasta ayer no lo habían hecho y el plazo para que lo hagan está a punto de vencer. La empresa violó reglamentos de orden municipal, por lo que incurrió en infracciones que la hacen merecedora a las sanciones correspondientes. A ver qué pasa.