Por Jaime Ríos Otero
29 de Octubre del 2014

El Gobierno del Estado viola su propia normatividad vigente para construcciones públicas y privadas, expedida en el año 2010, al no incluir dentro de los proyectos del complejo deportivo Omega y Velódromo internacional, la cantidad necesaria de “cajones” para el estacionamiento de vehículos automotrices, según lo dispone el Reglamento de la Ley que Regula las Construcciones Públicas y Privadas del Estado.

Ese Reglamento fue expedido por el gobernador Fidel Herrera Beltrán, y validado por el secretario general de Gobierno, Reynaldo Gaudencio Escobar Pérez, el 10 de noviembre de 2010; y fue publicado en el número extraordinario 369 de la Gaceta Oficial del Estado, el jueves 18 de noviembre del mismo año.

En su artículo primero indica que sus disposiciones “son de orden público e interés general y tienen por finalidad reglamentar la Ley que Regula las Construcciones Públicas y Privadas del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave”.

El título V se titula “Del proyecto arquitectónico”, y tiene un subtítulo que se denomina “De los requerimientos del proyecto arquitectónico”, donde a partir del artículo 70 se detallan los requisitos que debe cumplir el planteamiento de las obras. Específicamente el artículo 73 prescribe:

“Las edificaciones deberán cumplir con la normatividad establecida en los planes y programas de Desarrollo Urbano y Regional contenida en la Licencia de Uso del Suelo o constancia de zonificación, según corresponda, en relación con su altura, superficie máxima construida, áreas libres mínimas y número y dimensión de cajones para estacionamiento de vehículos según su uso. En caso de no existir planes y programas, los requerimientos para estacionamiento de vehículos, se sujetarán a las siguientes normas:”….

Y a partir de ahí comienza una serie de tablas que van de la página 30 a la 34, donde se mencionan todos los tipos posibles de edificaciones que necesariamente deben contar con lo mencionado, incluyendo los cajones para estacionamiento de vehículos.

En la página 34, aparece, en el apartado 6.3, el rubro “Instalaciones para el deporte”, y la especificación de que se trata de canchas, pistas, centros deportivos, clubes, unidades deportivas, clubes de gimnasia, squash, aeróbics, boliche, billares, pistas de patinaje, juegos electrónicos y juegos de mesa. En el recuadro denominado “Demanda de cajones por metros cuadrados construidos” determina: 1 cajón por cada 15 metros cuadrados.

Por su parte, el numeral 6.5, incluye en el rubro “Espectáculos deportivos”, a estadios, hipódromos, autódromos, velódromos, arenas de box y lucha, plazas de otros (sic) y lienzos charros, y la exigencia de que contengan 1 cajón por cada 10 metros cuadrados.

En la página http://veracruz2014.mx/2014/09/velodromo-de-xalapa/ de los Juegos Centroamericanos, se observa que el área construida del velódromo es de 11 mil 542 metros cuadrados, donde se habrán empleado mil 885 toneladas de acero y mil 678 toneladas de cemento, a un costo de 433.7 millones de pesos.

Si por cada 10 metros cuadrados debe haber 1 cajón de estacionamiento, esto arroja que el velódromo internacional debería tener espacio para mil 154 vehículos, cajones que no se observan en la construcción.

Por su parte, el Complejo Omega, localizado en Cayetano Rodríguez Beltrán y calle Bravo, tiene un área de 5 mil 690 metros cuadrados. En su construcción se han empleado 809 toneladas de acero y 95 toneladas de cemento. Si de acuerdo con el rubro 6.3 “Instalaciones para el Deporte”, debe tener 1 cajón de estacionamiento por cada 15 metros cuadrados, le corresponderían 379 cajones.

Cabe señalar que, aparte de la omisión por parte de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas del Estado (SIOP) para cumplir el Reglamento de la Ley que Regula las Construcciones Públicas y Privadas, correspondió al Ayuntamiento de Xalapa la obligación de revisar el proyecto y rechazarlo en su caso.

Así lo dispone el artículo 90 que dice: “El Ayuntamiento revisará los proyectos que sean presentados para la obtención de licencias y aprobará aquellos que cumplan con la Ley, el presente Reglamento y las disposiciones legales aplicables”.

Así es que en este tema quedan varios asuntos pendientes: el primero es que sea el propio gobierno del Estado el que viole la ley, de donde se deriva que entonces cualquiera puede hacerlo. El segundo punto es que ¿dónde estuvieron las áreas especializadas en obra pública del ayuntamiento? ¿No revisaron el proyecto? ¿No sabían de la existencia del Reglamento? ¿Consideraron que no era importante ser tan exigentes?

Y el tema más inmediato, que resultará conflictivo dentro de 17 días: ¿dónde van a estacionarse los coches de las 3 mil 200 personas que llenarán el velódromo; de los mil 711 que irán al complejo Omega a ver el badmington y los mil 873 que presenciarán el tenis de mesa, aparte de los miles que se concentrarán en el Estadio Xalapeño?