La docilidad del Congreso local no tiene límites. A pesar de la opacidad con la que se ha manejado el recurso financiero en el ayuntamiento de Alvarado, los diputados le autorizaron contratar un crédito por la nada despreciable cantidad de 20 millones 864 mil pesos dizque para “inversiones productivas” que tal parece es el mejor argumento para que el gobierno del estado y municipios accedan a deuda pública. En Alvarado el dinero prestado se destinará para el “Proyecto de Modernización Tecnológica e Infraestructura a las Mejoras de Alumbrado Público”; ojala los alvaradeños anoten bien este concepto y a fin del ejercicio fiscal evalúen si efectivamente el préstamo se utilizó para el fin mencionado. El crédito será a ciento veinte meses, diez años, dos periodos municipales y la mitad de un tercero ¿es justo? Habrá que ver los resultados de la inversión.