carlos
Del Muro de Carlos A. Luna Escudero

Dicen los prósperos que los juegos del hambre atrajeron a un millón de visitantes a nuestro estado y que hubo una derrama económica de cuatro mil millones de pesos.

Sin duda son cifras infladas que para nada corresponden a la realidad. Para demostrar estas mentiras, sólo basta saber que no hay infraestructura hotelera que pueda albergar semejante cantidad de visitantes y que la derrama económica nomás no se ve por ningún lado.

¿De verdad pensará quien soltó estas cifras que los veracruzanos nos chupamos el dedo y damos por ciertos todos los dislates de estos individuos?