Por Mario Mijares
1 de diciembre de 2014

1.- Todavía no hace más de 40 años, era todo un acontecimiento asistir a las instalaciones del Casino Militar, ubicado precisamente dentro del Campo Marte. Ahí se realizaban grandes eventos sociales de buen gusto, aledaño a éste se ubican tanto el Auditorio Nacional como la Residencia Oficial de los Pinos, en donde viven el actual presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera. En ese campo ecuestre, se practicaban los deportes hípicos, así como  distintos eventos militares y gubernamentales. Sus instalaciones están siempre protegidas por el cuerpo de guardianes del presidente en turno, y pertenecen al Estado Mayor Presidencial. Y paradójicamente, a un costado del mismo fue construido en 2012 el Memorial a las Víctimas de la Violencia en México.

2.- Pero después de no lograr tomar posición en el Congreso como presidente Felipe Calderón. Este se fue directo al Campo Marte, de ahí al Auditorio y más tarde a los Pinos, en dónde recibió a todos sus aplaudidores. Ese sería el preámbulo y símbolo de su administración, ya que todo su sexenio se cobijó con las fuerzas militares. El pequeño comandante supremo, las más de las veces alcoholizado se vestía de militar junto con su hijo, la idea era jugar tenebrosamente a los soldaditos, donde muchas veces gratificaba a los generales, y otras los encarcelaba, eran como sus juguetes preferidos.   

 3.- En Nicaragua Somoza Dabayle,  a mediados de 1970, construyó precisamente en el Casino Militar,  su famoso Bunker el cual le sirvió de Palacio Presidencial. Por cierto, ahí aterrizó un helicóptero Sikorski, a las 2 de la mañana del martes 17 de julio de 1979, piloteado por el capitán Abel Toledo, para llevar a Somoza y otras 7 personas al Aeropuerto Internacional Las Mercedes, y de allí huirían a Estados Unidos, ya que fue derrocado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN. Después de la Revolución Sandinista las instalaciones del Casino Militar, fueron ocupadas por la Dirección General de la Seguridad del Estado al igual que El Bunker, la citada residencia y las cárceles vecinas.

Análogo a todo ello, viene sucediendo en México. Por ejemplo, Zomoza puso al país a plena disposición de los intereses de la oligarquía de los EEUU. Somoza y su prima esposa Hope Portocarrero DeBayle, la cual, por cierto fue nombrada entre las mujeres mejores vestidas a nivel mundial por la lista International Best Dressed List Hall of Fame, esto fue en 1968, hasta en eso coinciden con La Gaviota. Ellos se convirtieron en la pareja más ricas de Latinoamérica, con un patrimonio estimado en aquél tiempo entre $1000 a $5000 millones de dólares. Él controlaba la riqueza nacional de Nicaragua para sus propios intereses y fomentaba la corrupción. Sí bien, la estabilidad del gobierno tirano, proporcionó un desarrollo económico notable, jamás fue repartido con equidad con los ricos locales y mucho menos con la población en la extrema pobreza e indigencia. El pueblo nicaragüense indignado, fue duramente perseguido, produciéndose asesinatos, torturas y desaparecidos

4.- En México, el día 20 de noviembre de 2014, Peña Nieto, el nuevo pequeño comandante supremo, al estilo de su antecesor, pero vestido de civil, llevó  a cabo la ceremonia de ascensos y premios para cierto personal de las Fuerzas Armadas. Todas estas acciones se hicieron precisamente en el ahora Bunker del Campo Marte. El programa del aniversario que se realizaba en  la plancha del Zócalo capitalino, lo había cancelado el pequeño comandante. La justificación según el informe militar, fue evitar contratiempos con las diversas movilizaciones programadas. El mismo secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, se limitó a comentar “lo suspendieron, yo no lo suspendí”. La breve parada militar, se realizó de manera similar a la del año pasado, con el agregado de un “show”, es decir una exhibición de mosaicos con motivos revolucionarios. Para ello se instalaron una grada en la plancha en donde se sentaron los aplaudidores del régimen. 

Invito de manera cordial a todos los lectores que revisen por google, este evento militar, y escuchen con cuidado los dos discursos, el del supremo comandante y su subalterno, sobre todo se observe los rostros e uniformes nuevos, y se comparen con los de la época de Somoza, los rostros  momificados de todos ellos, son de dar desasosiego.