Pensando quizás en que ya nadie nos escribe. el presidente nos manda una carta, México debe cambiar, dice en su misiva a los mexicanos Peña Nieto, Se solidariza con el llanto y dolor de los padres y familiares de los desaparecidos de Iguala: “Hoy, como un mexicano más, me sumo al clamor ciudadano que exige justicia. Asumo la responsabilidad de encabezar la labor de liberar a México de criminalidad, corrupción e impunidad”. No está demás para el presidente de la república estas expresiones para vincularse al sentimiento nacional despertado por los desaparecidos de Ayotzinapa, pero el día de mañana cuando presente su Plan de Legalidad tendrá que ser más convincente, en mayor medida que lo fue el viernes pasado. Muchas décadas de engaño y simulación han hecho del pueblo de México un ente muy desconfiado respecto del discurso oficial.