¿Por qué una población tiene que padecer la irresponsabilidad de sus servidores públicos? Es una interrogante que cualquier vecino de Minatitlán, Cosoleacaque y Coatzacoalcos se hacen ahora que llevan 16 días sin agua entubada porque la presa Yuribia que surte del vital líquido sigue con sus válvulas cerradas. Muchos años han pasado, muchas minutas se han firmado, muchos en la sierra han usufructuado los arreglos con el gobierno y lógicamente ahora hay otros en la sierra que quieren saber de los beneficios que les reporta la presa Yuribia. Paternalismo y corrupción formaron un coctel de asuntos sin resolver a pesar de estar inscritos una y otra vez en las innumerables minutas que a través de los años se han venido firmando. El resultado es lo que ahora sufre la población de esas ciudades sureñas, que no culpan a los serranos sino a las autoridades que no han cumplido con lo que ofrecen.