Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
29 de diciembre de 2014
  • Karime pierde en Coatzacoalcos
  • JDO, se fue sin pedir permiso

Karime Macias Tubilla (o de Duarte, dependiendo del apellido que ella quiera usar), ya no busca la candidatura a la diputación por Coatzacoalcos, porque existe una altísima probabilidad de que el candidato del PRI (quien sea) pierda la elección.

Y si es Karime Macias la probabilidad de la derrota es todavía mayor.

De hecho una de las versiones que corren en esa ciudad es que el problema no se ha resuelto porque la intención de Javier Duarte y Erick Lagos es precisamente crear un fuerte clima de irritación y repudio al PRI para que pierda el próximo candidato a diputado por ese distrito.

Esto sería un plan muy siniestro.

La versión va así.

En el gobierno del estado no existe el menor interés por atender los reclamos de los habitantes de Tatahuicapan, en cuyos terrenos se encuentra la presa Yuribia, que abastece de agua a más de 500,000 habitantes de los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque.

El ayuntamiento de Coatzacoalcos y el gobierno del estado buscan disminuir el impacto negativo afirmando que “sólo son” 20,000 familias. Aunque fuera cierta esta proyección serían 100,000 personas afectadas.

Y esto es así para que –precisamente- pierda la elección quien quiera que sea el candidato.

Hay un grupo local con mucha fuerza que no ha dejado que los Macías ni los Tubilla asuman el control total del poder que buscan.

Y a ese grupo también lo ubican como posible contendiente en la candidatura para la gubernatura de dos años, en caso de que se de.

Pero si el contendiente de ese grupo pierde, sus posibilidades se anulan.

El candidato a impulsar por parte del gobierno del estado sería alguien abanderado por el PRD o incluso por el PAN, de imponerse la corriente afín al mismo Javier Duarte.

¿Será verdad algo tan nefasto?

Lo que es real, es que a los habitantes de Tatahuicapan no les han cumplido con las mejoras a la comunidad que les han prometido desde hace mucho y que el gobierno de Javier Duarte ha firmado más de tres veces que las cumplirá.

Por eso en esta crisis, el titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, Francisco Valencia García, tampoco se ha siquiera asomado por el sur del estado.

Entonces, si no es un plan siniestro, esto es una muestra plena de ineficacia.

¿Qué será peor?

El agua de la presa Yuribia no llega a las zonas urbanas porque los ejidatarios realizaron cuatro cortes al ducto de agua potable de la presa Yuribia, después de que amenazaron con dinamitar la planta potabilizadora y que la misma fue protegida con decenas de policías y marinos, los cuales ahora están rodeados, porque además los accesos a Tatahuicapan están cerrados hasta con piedras y barricadas.

Verdad irrefutable también es que en Coatzacoalcos, especialmente, existe en este momento una gran decepción por el gobierno de Javier Duarte y, en consecuencia, de Karime Macias, tanto que de ser una figura que daba esperanzas de una etapa de esplendor para el antiguo Puerto México, hoy es una garantía de fracaso electoral.

¿Cuál es el mayor problema?

Desde el 4 de diciembre (este 29 serán 25 días) una buena parte de la población de Coatzacoacos sufre por la falta de abasto de agua potable, por un problema que no depende del ayuntamiento de ese lugar, si no por la ineficacia del gobierno de Javier Duarte, que en 4 años de administración no han podido resolver las demandas de los habitantes de Yuribia, quienes cansados ya de las promesas cerraron las llaves y el abasto de agua a Coatzacoalcos.

Pero de lo que sí tiene la culpa el ayuntamiento es de su incapacidad para encontrar fuentes de agua potable que le permitan abastecer del liquido a los afectados por el recorte.

El gobierno de Joaquín Caballero, ha mostrado una insensibilidad social aún mayor que la de su antecesor, Marcos Theurel, al grado de que ha puesto guardias a la puerta del palacio municipal los cuales agredieron el 26 de diciembre a un grupo de manifestantes que protestaban contra el desabasto de agua, al grado de lesionar al médico Arnulfo Altamirano Obil.

Joaquín Caballero en su informe de gobierno, el cual estuvo más que bien vigilado, aseguró que no existe problema por el abasto de agua y que se lleva el liquido a los afectados, pero el liquido que les llevan es agua sucia o con sabor salado.

La acusación tiene además un soporte institucional, porque la misma Jurisdicción Sanitaria XI, de ese lugar, reconoció que el liquido que se extrae de los pozos no es apto para consumo humano, aunque si puede usarse con fines sanitarios.

De hecho el problema ya es tan fuerte para el ayuntamiento de Coatzacoalcos, que incluso el secretario de Gobernación de ese municipio, Oliver Damas, durante la manifestación del 26 de diciembre pretendía explicar que las negociaciones con quienes cerraron las válvulas de la presa Yuribia las lleva el Secretario de Gobierno de Javier Duarte, Erick Lagos, y que por eso el problema no se ha resuelto.

Entonces ¿Ineficacia o plan siniestro?

Como sea, es terrible para los habitantes del sur del estado que los tengan sin agua por los intereses políticos de Javier Duarte y su grupo.

 

¿Y DÓNDE ESTÁ DUARTE?

 

Desde el martes 23 de diciembre, cuando la bromita de Javier Duarte que convocó a la prensa a un evento de cambios en su gabinete, pero donde sólo hizo un movimiento menor, el gobernador de Veracruz desapareció.

¿Dónde está?

Muy probablemente de vacaciones, mientras la entidad se encuentra en una fuerte parálisis económica producto de su terrible gestión administrativa.

El 26 de diciembre Comunicación Social emitió un boletín acompañado con una fotografía correspondiente a un acto del 16 de abril en Cosamaloapan.

Javier Duarte se va sin avisar, de manera subrepticia, como una muestra de que no le importa la población de Veracruz.

¿Y a dónde fue a vacacionar?.

Como sea, si quiere usted comparar la foto del boletín del 26 de diciembre ubicada en http://bit.ly/1COTEbJ puede hacerlo con la que se encuentra en http://bit.ly/1wv0cDO 

¿Alguna duda?