“En la historia reciente de América Latina, no he visto ningún presidente más atacado que Peña”, dice para Excélsior J.J. Rendón un experto en comunicación política y manejo de crisis. Está en lo cierto en cuanto al intenso fuego al que está sometida la figura presidencial en México en estos momentos, pero no es exacta porque Díaz Ordaz también pasó por ese viacrucis. Hace alusión al “manejo interesado” de las movilizaciones en México impulsado por grupos cuya misión es provocar caos y violencia; involucra a Telesur, de Venezuela, a la Televisión Rusa y Al Jazeera, vinculándolo en México con los apoyos a MORENA. Pero en el fondo de sus hipótesis de percibe una tendencia desinformativa, contraria a los gobiernos de Cuba y Venezuela: “Sólo digo que hay una agenda internacional de promoción de cierto tipos de gobierno donde Cuba es la maravilla y México mira qué desastre”. Subestima la inteligencia mexicana: “Y los mexicanos por la Doctrina Estrada no tienen la maldad para entender que alguien intervenga en sus asuntos”. No es ningún improvisado, es gente de experiencia y ha participado en asesorías a candidatos presidentes. De la situación mexicana actual opina: “En el gobierno no estaban preparados para esta crisis. Y cuando éstas ocurren hay que volver a lo básico, porque comunicar es gobernar. La comunicación es algo tan concreto como la obra pública, tan importante como las reformas”.