Los organizadores de la 18 versión del Teletón invitaron a Eugenio Derbez para inaugurar el evento, ante las crecientes críticas contra televisa y para desvanecer las brumas sobre el Teletón tuvieron que consentir que el destacado artista aprovechara la ocasión para decir sus verdades, que son las de millones de mexicanos. Habló de las bondades del Teletón, de los resultados de la aportación que cada mexicano hace para la noble causa que enarbola: atención médica a niños con cáncer y con capacidades diferentes. Ya encarrilado habló de la “Casa Blanca”, “hasta se ha comentado que si la lana se usó para construir una mansión en las Lomas”, pidió que por no estar de acuerdo con la corrupción no “llevarse entre las patas a los niños que dependen del evento”; de que pagamos impuestos y cuando salimos a la calle nos asaltan, no hay luz, hay baches por todos lados, pésimos servicios públicos, todo lo que el mexicano quisiera decir frente a la televisión lo dijo Eugenio Derbez, y todos estuvimos de acuerdo.