No fue sorpresa la aprobación de la iniciativa que enviara al Congreso local el gobernador del estado, sí lo fue el número de diputados que la avalaron porque de entre ellos están quienes se habían pronunciado públicamente en contra, poderosas razones habrán mediado para desmentir con hechos la retórica previa. Destacan los nombres de quienes votaron en contra: los panistas Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, Alejandro Zairick Morante y Hugo Fernández Bernal; el petista Fidel Robles Guadarrama y Cuauhtémoc Pola Estrada, porque sin duda coinciden con la gran mayoría de veracruzanos a quienes no convence el proyecto de un gobernador a dos años. Nada extraordinario sería si hubiera suficiente ciudadanía para oponerse a los designios de una clase política ajena a los intereses mayoritarios, que hoy por hoy demostró al servicio de quien está.