Cuando se nos informa que Veracruz va bien, en el camino hacia el progreso; que nuestra economía es de las más fuertes del país y se está combatiendo con éxito la pobreza, volteamos a nuestro alrededor para buscar las constancias que comprueben ese dicho pero no las encontramos, entonces empezamos a dudar del discurso. Se nos asegura que en inversiones vamos muy bien, sin embargo hay disminución en las actividades secundarias en la que la economía veracruzana aporta el 5.3% al PIB nacional, estamos en la posición quinta en ese sector. Pero ha disminuido el dinamismo en el sector secundario: minería, industria de la transformación, de la construcción, etc. En cambio, en las actividades primarias: agricultura, ganadería, caza, pezca, silvicultura, Veracruz está en segundo lugar pues contribuye con un porcentaje de 7.8% al PIB del país. En actividades terciarias, sector servicios, Veracruz está en quinto lugar, aportó 4.8% al PIB nacional, en este renglón hubo un incremento de 1% respecto del año anterior.