Marco Antonio Aguirre Rodríguez
19 de diciembre de 2014
  • PAN y PRD ¿Recomponerlos?
  • La crisis de los aguinaldos, sigue

La reforma anticonstitucional aprobada ayer para la perpetuación en el poder del grupo político que lo ejerce, es apenas el principio de lo que se visualiza un largo proceso que apenas comienza.

Por lo pronto Cuauhtémoc Pola, del Movimiento Ciudadano, refirió que ya preparan todo para presentar la controversia constitucional contra la aprobación y Juan Bueno Torio ya anunció que está dispuesto a entrarle como candidato a la gubernatura de dos años, por el PAN.

O sea que tan sólo en esas dos vertientes, no están dispuestos a dejar que el grupo en el poder se vaya con todo y sin nadie que los detenga. Todavía falta que corra mucho agua bajo éste puente antes de que algo definitivo esté dado, además, el gobierno de Javier Duarte demostró una vez más el miedo que le tiene a la acción política popular. En las consideraciones del Dictamen aprobado se considera una “amenaza” (así dice) la revocación de mandato.

Pero además esta fue una operación que no manejaron los duartistas, y la muestra es que éste jueves por la mañana llegó temprano al Congreso del estado Erick Lagos, el secretario de gobierno de Javier Duarte, para amarrar algunos votos sueltos, entre ellos los de Ricardo Ahued y David Velasco, que antes se pronunciaron en contra de la gubernatura de dos años; a Juan Manuel Velázquez Yunes, diputado por Perote; y a Francisco Garrido, del AVE.

Se dice que Erick Lagos realineó también a Renato Tronco, que ya dejó el Partido Verde y que presumiblemente votaría en contra ahora que se está (¿o estuvo?) tratando de cobijar en el Movimiento Ciudadano; y a tres diputados del PAN, a los cuales les dieron recursos para sus campañas y otras actividades. Las versiones en el interior del Congreso del Estado igualmente hacían referencia a un “estímulo” que varió de 1 a 5 millones de pesos, para cada diputado, dependiendo de su peso y consistencia.

Sin embargo son sólo versiones ¿o alguien puede comprobarlo?, pero esta historia aún no concluye, porque falta, primero, que se publique, y dos, que nadie la impugne o que se resuelvan los recursos.

Así pues, Movimiento Ciudadano ya prepara la controversia constitucional contra el documento y puede ganarla, porque además el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya le ha enmendado la plana varias veces al gobierno del estado de Veracruz y a la Legislatura. Los genios, los místicos jurídicos de Javier Duarte, han mostrado en varias ocasiones tener serias deficiencias.

Y si acaso la gubernatura de dos año sigue firme, ya comenzaron a aparecer los aspirantes que no están del lado oficial. En el PAN, Juan Bueno Torio está dispuesto a disputarle la nominación a Julen Rementeria, que ya la sentía propia; por el lado del gabinete de Javier Duarte, hoy Erick Lagos se muestra con mayor fuerza y empuje para ser promovido como el candidato de ese grupo para la gubernatura de dos años, por encima de Alberto Silva, a quien ahora incluso están contemplando hasta ya no promoverlo como candidato a diputado por Tuxpan, por el alto voto en contra que podría levantar, precisamente por su vínculo directo con Javier Duarte.

Así pues, tan sólo con este panorama inicial, los duartistas ya no van solos en el poder quedarse con la candidatura de dos años.

De hecho está también la mención que antes hizo Alejandro Montano, hoy diputado federal, miembro del grupo de Miguel Alemán, de querer la candidatura por el PRI para la gubernatura de dos años. Llegado el momento ¿romperá lanzas el grupo de Miguel Alemán con Javier Duarte por la postulación?

Por lo pronto, firmes, aguantando el embate, quedaron en contra de la gubernatura de dos años: Cuauhtémoc Pola Estrada, de Movimiento Ciudadano; los panistas Joaquín Guzmán Avilés, Hugo Fernández Bernal y Alejandro Zairick Morante; y el petista, Fidel Robles. Había otros tres panistas que decían ir en contra, pero al igual que otros diputados, a la mera hora votaron a favor.

Como sea, esto mostró que en el PAN estatal y en el grupo legislativo de ese partido, ya no existe la uniformidad que Julen Rementeria ponderaba ¿Cuánto tiempo falta para que se cierre este capítulo?

Parece que todavía mucho.

 

PRD ¿PONERLO DE PIE?

Carlos Navarrete, el presidente del CEN del PRD, en su visita a Veracruz, definió perfectamente la situación en que se encuentra su partido este estado: “Vengo a poner en pie al PRD de Veracruz”. Y eso significa que hoy su partido no está así.

Muchos, pero en verdad muchos (incluyendo a militantes de –también– muchos años), consideran que el PRD en Veracruz está de rodillas, y que quien lo puso así no fueron sus militantes. Tal vez no sea esa la posición que tenga el partido, pero “en pie” no está. ¡Y ya lo dijo Navarrete!

Por cierto, el dirigente nacional del PRD también sufre –probablemente– de daltonismo, porque dijo que su partido es amarillo por los cuatro costados.

Aunque muchos, pero en verdad muchos, incluyendo a algunos de los que están ahora en la dirigencia estatal, ven a ese cuerpo directivo de un color rojo, rojo fiel, además.

 

LA CRISIS DE LOS AGUINALDOS

 

Este viernes 19 pueden sonar los tambores de paros y bloqueos, de continuar la retención de pagos a los ayuntamientos, instituciones de educación superior, jubilados y pensionados, y hasta a empleados del mismo gobierno del estado.

De hecho a los empleados del gobierno del estado les enviaron los recibos de aguinaldos con fecha 12 de diciembre y los hicieron firmar con la seguridad de que esta prestación sería depositada ese día, aunque amparando sólo 15 días de sueldo, no los tres meses y otros bonos que dan a los funcionarios.

Pero ahora a los funcionarios medios, de jefe de oficina a directores, les dijeron que el aguinaldo se les pagará hasta el 26 de diciembre, después de que se cubran todos los adeudos que hay con profesores y académicos, jubilados y pensionados y los ayuntamientos.

Este 19 de diciembre es la fecha limite por la Ley Federal del Trabajo para pagar la prestación, pero los contratos colectivos de trabajo de los diferentes sindicatos e instituciones marcaban fechas anteriores.

Las apariencias muestran que pusieron a sudar el dinero hasta el último segundo, porque sus afirmaciones son que los recursos para cubrir estas prestaciones están seguros ¿O tienen una insolvencia tan grande que no tienen ni como cubrir lo inmediato?.

Tan mala una cosa, como otra.