Harry Grappa, el secretario de turismo, por analogía quizá piense que en Veracruz nadie lee y por lo mismo puede decir lo primero que se le ocurra, como eso de que por los Juegos Centroamericanos y del Caribe hubo una derrama de 4 mil millones de pesos. Pero no se mide cuando frente a diputados asegura que en los que va del año han venido a Veracruz 8.9 millones de turistas que han dejado una derrama económica de 14 mil millones de pesos y la ocupación hotelera en promedio ha sido de 64 por ciento. Es obvio que nada concuerda con la realidad, porque una arribazón de turistas como lo pinta hubiera tenido a los hoteles de la entidad siempre llenos. Al paso que va, con esa fenomenal imaginación para pintar castillos en el aire, para el próximo año le habremos arrebatado a Cancún, Acapulco, Puerto Vallarta, Los Cabos, a todos juntos, el cetro turístico, porque ¡solo Veracruz es Bello!