Uno de los azotes de la humanidad en los tiempos que corren es el SIDA, y Veracruz es una de las entidades con mayor número de personas afectadas por ese mal; por lo mismo, extraña que el Congreso local no etiquete recursos para hacerle frente, según declara Patricia Ponce, integrante del grupo Multisectorial VIH-Sida. “Los diputados no aportan violando la Ley 306 (estatal) y esto es una bomba de tiempo. Para el ejercicio 2015 necesita el programa 86 millones de pesos para poder funcionar, para comprar todo lo que se necesita”…Si el Congreso no da esos 86 millones, el programa estatal se va a ver en serios problemas y eso impacta directamente en la atención a las personas que ya viven con el virus”. Veracruz ocupa un lugar en los primeros sitios de gente que sufre SIDA, los diputados debieran tomar carta en este asunto para aliviar la grave situación de quienes sufren la enfermedad.