La industria automotriz en México se ha convertido en uno de los fuertes pilares de su economía, así lo demuestra su elevada producción en plantas de Nissan, General Motors (GM), Chrysler y Ford. Por ejemplo, la Nissan mexicana fabricó de enero a septiembre de 2014 un 16.1 por ciento, mayor que el 13.2 por ciento de 2009, que representa un aumento de 360 mil 429 unidades “lo que equivale a la producción anual de autos en países como Rumania y Taiwán”. Con 2009 como referencia, Chrysler de México fabricó registró dos puntos porcentuales más en 2014; en la misma relación Ford elevó su producción de 5.6 a 7.1 por ciento, y General Motors, de 4.4% a 7.0%. Dato importantes es que el 80 por ciento de los automotores armados en México son para exportación. En este ramo México ya superó a Brasil.